Carrie Bradshaw decía en Sex and the City: “In New York, you’re always looking for a job, a boyfriend or an apartment” y, supongo, que en Madrid también.

Hace casi un año, el día después de mi cumpleaños, me mudé a Madrid. Venía con ansiedad, claro, es mi estado normal, y con mucho miedo, al futuro, a los cambios, a lo desconocido, al reencuentro con el pasado y al enfrentamiento conmigo misma.

La gente suele decir que para poder querer bien a los demás tienes que quererte bien a ti primero, y que para poder estar con alguien tienes que aprender a estar sola. Pues claro, lo mío no hay por donde cogerlo.

Hace ya casi dos años me fui del país porque no me soportaba a mí misma y no era capaz de superar las cosas que habían pasado. Llegué al peor momento de mi vida y entonces supe que o me iba o todo terminaba ahí. Así que me fui. Mi ansiedad y yo nos fuimos. Y fue bien. Fue muy bien.

Ha pasado casi un año y este es mi primer verano en Madrid. He hecho muy buenas amigas. He aprendido (por fin) a usar mi cámara y cuál es la pose que me favorece (mi perfil bueno es el izquierdo). He bebido mucho vino y me he reído muchísimo. He dejado que me quieran más de lo que yo he podido querer. He terminado un máster. O sea que he hecho un TFM súper guay, no creo que esté mal que yo lo diga. He aprendido muchísimo, hecho muchos trabajos y hecho buenas amigas, hermanas, compas. Publiqué mi tercer libro y fui a recitar poemas a un bar. Conocí a alguien que me enseñó a disfrutar de la vida, a vivir tranquila y ser feliz. Luego conocí a alguien que se parecía mucho a mí y supongo que por eso no funcionó. Hice un viaje loco con un amigo para algo más loco aún y fue todo genial. Mi perra cumplirá 15 años en octubre. Ya tengo el pelo largo. He visto muchísimas películas y aprendido una barbaridad. También he leído mucho pero sobretodo he visto muchas series. He vuelto a estudiar algo completamente distinto a todo lo que había hecho antes y ahora trabajo en eso. Ayer me mudé de piso, hoy he visto la segunda temporada de Paquita Salas y mañana vuelvo a estudiar.

Sigo en Madrid pero juraría que todo (me) ha cambiado muchísimo.

¿Y ahora qué?

Un comentario en “¿Y AHORA QUÉ?”

  1. Pues ahora a seguir dejando que las cosas fluyan y seguir superándote a tí misma cada día un poco más, que eso no lo dudo porque eres una campeona. Seguir juntas, compartir las penas y alegrías como hasta ahora…Y VIVIR!

    TQ!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *